Pizzie Dixie a la italiana vegana

Muchos restaurantes italianos existen en España, pero uno que tenga una esfera tan meticulosa, accesible y 100% vegetal hay pocos. Solo podía ser Pizzie Dixie.

En la moderna Malasaña en la calle San Vicente Ferrer, 16. Pizzie Dixie es un restaurante vegano con grandes opciones sin gluten para que esos grupos de amigos con tantas condiciones distintas puedan coincidir en armonía. Pasta, antipasti, pizzas y muchos postres de gran categoría.

Lo conocimos de pura casualidad, después de buscar y buscar por donde estar en Malasaña, hasta que encontramos este lugar en el cual no teníamos grandes expectativas pero que lograron superarlas por completo.

Pasta y más

Acostumbrada a pedir pizza cada vez que comparto espacio con mis amigos, decidí pedir pasta que sucumbiera mis sentidos y sorprendiera mis expectativas. Esta pasta son raviolis de pasta fresca y artesanal rellenos de verduras con especias tikka masala y una salsa suave de curry verde, cilantro y menta. Una exquicitez. La menta fue uno de esos ingredientes estrella que sorprendió mi comprensión ante la pasta y que ahora deseo en cada plato de estas características que me vaya a encontrar. La tikka masala se sentía ligeramente frente al pesto que formaba mayor protagonismo en el plato. Igualmente una delicia.

Más platos que decir

La carta de este lugar incluye cada uno de los gustos, hasta los no descubiertos. Estos son dos de los platos que probaron mis amigos y que tuvieron el placer de describirme de manera ligera y liviana. La primera es la pizza Dixie, con Tomate San Marzano, mozzarella vegana , cebolla morada, cebolleta confitada en crema balsámica, trigueros, rúcula, tomate seco y pimientos lágrima amarillos. Y la segunda imagen es de la calzone de bacon champiñones y aceitunas. Una auténtica delicia italiana que se supera con cada bocado.

Dulce final

Si hay postre, lo pedimos. No hay otra. Esta vez nos pedimos la tarta de Ferrero Rocher con helado de avellana. La tarta y el helado son divididos por una capa de chocolate y está decorado con sirope de caramelo. Una delicia que es mejor compartir porque algo tan bueno tiene que probarlo más gente.

Pizzie Dixie, veredicto final

Cada plato principal cuesta, aproximadamente, entre 13 y 15€ y el postre cuesta 6€. Con una ubicación y puesta en escena magnífica, recibe por nuestra parte una nota de 9/10. Con la ilusión de volver a probar bocado, recomendamos el lugar de una.

Índice

No te lo pierdas